El medio ambiente en los desguaces de coches

En Desguaces Coches trabajamos para proteger el medio ambiente facilitando la descontaminación, el reciclado y desguazado de los vehículos que han alcanzado el final de su vida útil.

El Certificado de Destrucción es el documento que acredita la fecha de entrega del vehículo en un Centro Autorizado de Tratamiento (C.A.T.). Ésta entrega no supone ningún coste para el usuario, siempre que no haya realizado por su cuenta el desmontaje de alguno de los componentes que forman parte de la carrocería o del grupo motopropulsor.

Después de la recepción y el registro de los vehículos en el desguace, éstos entran en la zona de descontaminación, donde se dispone de pavimento impermeable y sistema de recogida de derrames. En esta zona se extraen combustibles, aceites, líquidos refrigerantes, limpiaparabrisas, líquido de frenos, baterías, filtros de aceite y combustible, gas del aire acondicionado, zapatas de freno con amianto, condensadores con PCB y componentes con Hg. Los residuos peligrosos segregados se almacenan dentro de esta misma zona, en contenedores debidamente etiquetados a la espera de ser recogidos por gestor autorizado correspondiente.

Todos los coches destinados al desguace deben ser descontaminados, y posteriormente desguazados y despiezados. Además, cualquier componente del vehículo que pueda ser aprovechable será desmontado y revisado exhaustivamente. Aquellas piezas que no sean reutilizables se gestionarán como residuos no peligrosos, almacenándose por separado según su naturaleza. Con este proceso, los desguaces han dejado de ser simples cementerios de coches y se han transformado en centros de reciclaje, dónde algunas de las principales prioridades son colaborar, respetar y cuidar el medio ambiente. ¿Sabías que hasta el 95% del vehículo se puede reutilizar?