Dar de baja un coche se ha convertido en una tarea fácil y sencilla gracias a las nuevas tecnologías y al desarrollo de las empresas online, que permiten al usuario encontrar muchas y muy diversas opciones que le posibilitarán enviar su solicitud para dar de baja un vehículo por Internet.

Es aconsejable a la hora de elegir una empresa que tramite nuestra solicitud, tener a mano los datos del vehículo que hemos decidido dar de baja, como por ejemplo la marca y el modelo, la matrícula y la dirección en la localidad dónde se ha de recoger el coche. Por lo general, la empresa que realice la gestión facilitará gratuitamente una grúa que retirará el coche a las instalaciones del Centro Autorizado de Tratamiento correspondiente, dónde se realizará telemáticamente la baja definitiva del mismo.

Además, también es importante conocer previamente la documentación necesaria para dar de baja el coche, pues será distinta según el caso que corresponda al titular del vehículo en cuestión. También pueden variar los documentos a aportar en caso de que el titular no pueda estar presente en el momento de la recogida con grúa, pues será imprescindible el documento de autorización correspondiente que designe a la persona encargada de la entrega.

Nos gustaría aprovechar para recordar que gestionar la baja de un vehículo antes de finalizar el presente año, ahorrará al titular el pago de futuros Impuestos Municipales de Circulación. ¿Ha utilizado Internet para realizar gestiones referentes a su vehículo? Agradeceremos que nos deje sus comentarios al respecto.


Imagen: El País

El pastel del coche eléctrico puede estar creciendo desmesuradamente por un exceso de levadura. Algunos fabricantes ya han advertido a los gobiernos de que la apuesta por el vehículo del futuro no puede perder de vista la crisis actual del sector. Un estudio del Observatorio de Prospectiva Industrial de la Generalitat calcula que España puede aspirar a producir unos 200.000 coches enchufables o híbridos al año en el 2020, lo que representa un 10% del volumen total de turismos ensamblados en el país.

La hipótesis conservadora, condicionada por un precio más alto de las baterías, reduce la producción de coches sin emisiones en España a 120.000, equivalente a un 6% de la industria. Los proyectos a más corto plazo incluyen el de una furgoneta eléctrica y motores en la planta de Nissan en la Zona Franca, coches híbridos de Seat en Martorell, un biplaza de Renault en Valladolid y el monovolumen sin emisiones C-Max de Ford en Almussafes.

Nissan está retrasando el anuncio de la adjudicación a Barcelona de la producción de 10.000 unidades al año de la furgoneta NV200, un modelo que ya se fabrica con motor de combustión en la planta catalana. El subdirector de operaciones industriales de la compañía en España, Frank Torres, mostró su confianza en que el modelo se asigne a Barcelona, aunque advirtió de que «tendrá una importancia más estratégica que de volumen de producción» después de la pérdida del proyecto de una nueva camioneta con motor convencional con una fabricación prevista de 60.000 unidades.

Fuente: El Periódico.com