Gracias al proceso de reciclaje que se inicia en el desguace de coches, es posible llegar a recuperar hasta un 95% de los elementos que forman el conjunto del vehículo y fomentar así la reutilización de los mismos en nuevos procesos para la obtención de materias primas.

Cuando un coche se recibe en las instalaciones de un desguace o Centro Autorizado de Tratamiento C.A.T. es necesario que se sigan rigurosamente los pasos del proceso de descontaminación, ya que de esta forma se asegurará la correcta gestión y clasificación de los residuos generados. A continuación explicaremos algunos detalles que caracterizan el proceso de descontaminación de vehículos al final de su vida útil:

  1. Se deben retirar todos los líquidos que incorporen cada uno de los elementos del coche, que son nocivos y perjudican al medio ambiente como por ejemplo: el aceite del motor, el combustible del depósito, el aceite de la caja de cambio, los líquidos de los frenos, batería y líquidos refrigerantes.
  2. Se revisará de manera exhaustiva cada una de las piezas del coche, determinando así cuáles pueden seguir siendo utilizadas realizando la misma función para la que se diseñaron. Esta revisión permitirá conocer si los recambios recuperados son de nuevo aptos para la venta.
  3. Finalmente se gestionan en función de su naturaleza todos los metales obtenidos durante el proceso de separación de elementos y son enviados para su posterior reciclaje, al gestor de residuos correspondiente.

Desde Desguacescoches.es queremos recomendar a toda persona que haya decidido desprenderse de su coche viejo enviándolo al desguace, que tenga en cuenta que sólo en los Centros Autorizados de Tratamiento se realiza el proceso de descontaminación de vehículos al final de su vida útil. Si quieres asegurar la retirada de tu coche a un C.A.T. Desguaces Coches pone a tu alcance el servicio de forma totalmente gratuita. Consúltanos sin compromiso.


Industria ha presentado a las Comunidades Autónomas 16 medidas para el ahorro energético entre las que se plantea un Plan Renove para neumáticos. Esta medida se centrará en incentivar la sustitución de 240.000 neumáticos según fuentes del Ministerio, lo que sería suficiente para las 4 ruedas de unos 60.000 vehículos, con el argumento de que los neumáticos en buen estado son más eficientes y reducen el consumo. Si definitivamente se aprueba este Plan Renove de neumáticos, será impulsado por el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético -IDAE- y cofinanciado por las comunidades autónomas.

En el ámbito de la movilidad, Industria calcula que el uso de neumáticos de la máxima eficiencia permite a un vehículo ahorrar 0,3 litros de carburante por cada cien kilómetros. Pero, ¿qué tienen de especial los nuevos neumáticos recogidos dentro del Plan Renove de neumáticos? Estos neumáticos deberán tener la máxima calificación energética, según la etiqueta (A) regulada por el Reglamento CE 1222/2009 ya que mediante el uso de este tipo de neumáticos se podrá llegar a ahorrar hasta 0´3 litros de combustible por cada 100 km.

Además en Fenacor (Federación Nacional de Comerciantes y Reparadores de Neumáticos) han calificado de “muy positiva” esta nueva medida propuesta por el Gobierno para incentivar la compra de neumáticos más eficientes y que permiten ahorrar combustible. También apuntó que, según estudios realizados en España, el 53% de los coches circulan con una presión de los neumáticos incorrecta y un 25% de ellos consume un 5% más de combustible tanto por el escaso dibujo de la ruedas como por la baja presión de éstas.

Así, desde Fenacor afirmaron que si todos los vehículos que circulan por las carreteras españolas llevaran la presión correcta en los neumáticos se ahorrarían 194 millones de litros de combustible al año, lo que derivaría en una disminución de las emisiones de CO2 de 485 millones de kilogramos.